Inicio de sesión
Navegación Lateral

Pieza-postula-661-1349px.jpg 

En 1988, convocando valores y sentimientos de amor, solidaridad, bondad, abnegación, humildad y servicio; fundamentales para generar bienestar comunitario, el doctor Arcesio Guerrero Pérez y el periodista Gustavo Castro Caycedo, instituyeron el evento de mayor reconocimiento y reputación del país en el ámbito social, el Premio Cafam a la Mujer. 
El galardón representa un vientre materno, símbolo de los frutos de la entrega y la superación, enmarcado en una base fuerte y sólida que significa el espíritu constante y persistente de la mujer, en su cúspide una pluma que es ícono de la importancia del conocimiento y la intuición en el trabajo por otros. 
Con este premio, la opinión pública tiene la oportunidad de conocer la calidad humana de estas mujeres, quienes no solo merecen esta distinción especial sino diferentes apoyos que les permitan ampliar la cobertura y los beneficios de los programas sociales que dirigen en forma silenciosa, constante y eficiente. 
Más de 4.600 mujeres en todos los departamentos del país ​​han sido postuladas en las 29 ediciones del premio, ellas son admirables y como lo ha reiterado Cafam, son un ejemplo a seguir para forjar y promover un país con justicia, paz y más igualdad social. 
De igual forma, entregamos el Premio de Oro a la Mujer, Arcesio Guerrero Pérez, a Doña Nydia Quintero de Balcázar símbolo de la solidaridad en Colombia y a Doña Anna María Busquets de Cano por la labor social que día a día desempeña, como un reconocimiento a quienes han hecho todos los méritos para ocupar un lugar de privilegio en este evento, pero que por circunstancias muy particulares, no pueden concursar. 

​​​​

   



También te 

puede interesar...

​​​​

 

Con nuestros proyectos, programas y servicios sociales beneficiamos a millones de colombianos que encuentran en nosotros el apoyo efectivo para atender sus necesidades básicas.

​​​​​​​

 

La danza, el teatro, la lírica y la música se reinventan a diario con las puestas en escena de nuestro teatro. Ven a vivir la pasión de las tablas con nosotros, ¡no te arrepentirás!​​​